sábado, 21 de mayo de 2011

AÑORANZA...

Resbala por mi piel la añoranza
de tu ausencia sin razón,
nuestro amor fue tan inmenso,
que el no verte, causa en mi alma desazón.


Fueron tiempos de bellos atardeceres
desde aquella playa la puesta de sol,
tus tiernos besos en aquella luz rojiza
me deleitaron y colmaror, de amor e ilusión.


Pero ya es tiempo pasado
la añoranza se apodera de mis sueños,
las noches bajo la luna, de sutiles caricias
me embarga de desencanto en este invierno.


Qué lentas las mañanas desde aquel día,
cuando cruzando la plaza te vi marchar,
yo asomada a mi ventana, mientras desaparecías,
sola quedaba en silencio, añorando compartir mi soledad.

(Desde mi ventana, desaparecías
silencio y añoranza en mi soledad.)


No comprendo amor, por qué lo hiciste
nos amábamos con infinito anhelo,
con tu ausencia distorsionaste mi vida
todo quedó en aquel lejano, ¡te quiero!


Pero ha pasado el tiempo,
y mi vida vuelve a renacer,
nuevas ilusiones llegaron
y la añoranza se transformó
en un nuevo amanecer.

Rosario Ayllón.

Poetisa del Amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario